jueves, 28 de abril de 2011

imposible, sin tu voz ¡!

Que aunque intente intente evitarlo, nunca he dejado de quererte, es algo de lo que no puedo mentalizarme porque no es algo que puedas decir que no y ya está. Porque no hay ninguna medida ni ciencia para entender eso. Yo no cuando los días o los meses como si estuviera batiendo mi propio record, sino porque me sorprende la importancia que puede tener una persona en mí. Desde pequeña me enseñaron eso de que todos somos iguales, pero, cariño, tu eres distinto, eres todo lo que un día quise y sobretodo lo que no.  Por eso sigo contando los días. Porque no entiendo como despues de ser así, consigues, sin quererlo, tenerme embelesada desde el minuto exacto en el que te conocí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario