domingo, 29 de mayo de 2011

so, here i am

Originalmente, la amistad es el afecto personal; puro y desinteresado; compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato y el tiempo. En realidad, nunca pedí que te fueras, quería que te quedases conmigo y que cuando te necesitase, pudiese llamarte sin ninguna vergüenza. Todos tenemos defectos, nos suele costar asumirlos y probablemente sea lo que más nos aleje de las personas de las que nunca quisimos separarnos, los defectos. Y el que todos compartimos, el miedo. A querer, a que salga bien o mal, a el futuro, a el pasado o al mismo presente. Dije que, si estabas tú, no necesitaba a nadie más, por tu gran capacidad de comprensión y de no intentar hacerme daño nunca. Pero nos lo hicimos. Originalmente, el orgullo es la arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas. Otro defecto más, que ambos poseemos y seguramente, yo mucho más que tú, porque supongo que no me has echado de menos todo este tiempo, m.a. Lo peor de todo es que aquí, se han juntado el miedo y el orgullo, dos defectos que nunca he conseguido afrontar. Por lo tanto, espero que seas feliz y que no me eches de menos, pedorro, porque sé que tú orgullo es como dos veces mi miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario