viernes, 29 de julio de 2011

yo elegí quererte con todas las consecuencias

Nunca he entendido de 'por qués' ni de explicaciones que más bien suenan a excusas. Muchas veces me he sentido como la persona más imbecil de este mundo, la más tonta, pero me daba igual; yo sonreía. Me sentia agusto, conmigo, con el lugar donde estaba y con las personas que me rodeaban. Sentía, como si no necesitase más para ser feliz, solo necesitaba que el tiempo se parase en ese instante y no salir de alli nunca.Creo que no soy la única que se ha sentido tan sumamente tonta por querer a alguien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario